Pedro González Silva

El Sol entró a Géminis el pasado 21 de mayo, y mantendrá activado a este signo hasta el 21 de junio.

Cuando la franja zodiacal geminiana se encuentra activa, entramos en un período favorable para transiciones, pues la tendencia es a que seamos más flexibles y adaptables en nuestras actitudes.

En este tiempo estaremos más abiertos a los cambios, más dispuestos a relacionarnos con las demás personas a través de una comunicación efectiva.

Géminis está regido por Mercurio, el planeta que se relaciona con el pensamiento y la palabra, cualidades propias del ser humano, por eso, la Luna Llena que se produce cuando el Sol transita por la franja de los gemelos, está dedicada a la humanidad.

Cada par de signos tiene significados que le son complementarios; el par formado por Géminis y Sagitario, está relacionado con la mente. En el caso de Géminis, sus cualidades se relacionan con la mente concreta, la que aprende, repite conceptos, informa. Sagitario está relacionado a la mente abstracta, la creativa y filosófica.

La Luna Llena que se produce cuando el Sol está en Géminis y la Luna en Sagitario, es conocida en el mundo de los grandes Maestros de sabiduría, como la Luna Llena de la Humanidad, donde se conjugan las cualidades de la mente concreta geminiana, y la mente abstracta sagitariana.

El 3 de junio, a las 11:43 de la noche, hora venezolana (4 de junio, 03:43 hora universal), se produce la Luna Llena de Géminis (ubicada en Sagitario con el Sol iluminándola desde los gemelos), tiempo en que los poderes del subconsciente (sustancia mágica creadora) afloran con todo su esplendor, y nos hacen más receptivos a las señales del cielo que nos llegan a través de la meditación y se manifiestan como ideas a través de procesos intuitivos.

Géminis y Sagitario se interconectan en ese plenilunio, y como los dos tienen que ver con el mundo de la mente, es un momento perfecto para realizar y entender la primera ley cósmica, el principio de mentalismo, que nos dice que todo en el universo es mente, y a partir de allí se crea todo lo que existe.

Los Maestros espirituales celebran en tiempos de la Luna Llena de Géminis, la Festividad de la Humanidad, en honor a los grandes soñadores que con su poder de visión causaron en la Tierra grandes cambios favorables al ser humano.
El simbolismo de Géminis puede asociarse a la figura bíblica de Adán y Eva, la pareja que Dios creó del mismo barro. El hombre representa el proceso consciente del pensamiento, y la mujer, el subconsciente.

Esto indica una de las principales enseñanzas que nos da Géminis: lo que nuestra mente consciente piensa, el subconsciente lo graba y lo reproduce, de tal forma que todo lo que nos ocurre, bueno o malo, es producto de nuestros pensamientos.

Géminis es el universo de la mente que trata de relacionarse con el mundo de la forma. La mente ha de funcionar a través de la forma, pues todas las cosas han sido creadas en el plano mental para ir después al plano de lo concreto, esta es la primera ley de la creación. El mundo mental es el campo de funcionamiento de Géminis.

En Géminis se encuentran las grandes dualidades de la vida: espíritu y materia, lo subjetivo y lo objetivo, pues a menos que se unan ambas cosas no habrá conciencia.

En Géminis la mente trata de ser objetivada, por eso es el mundo de lo concreto. En Sagitario, que es el signo opuesto, y por tanto complementario, de Géminis, la mente se ha establecido tan firmemente que puede ser utilizada con fuerza creativa, por eso pertenece al mundo de lo abstracto.

Es por esto que la vía de evolución geminiana está en aprender a utilizar todos los conocimientos adquiridos, toda la información acumulada, para crear sus propias ideas, sus propios conceptos.

Como antes dijimos, Géminis es un signo dual, y esto significa que a menudo tienen experiencias duales, por ejemplo, dos ocupaciones simultáneamente; puede cambiar de una profesión a otra y los acontecimientos principales de su vida tienden a repetirse; a veces, expresa el deseo de estar en dos lugares a la vez y le gusta hacer muchas cosas simultáneamente.

Esta dualidad conecta a Géminis con otra de las leyes del universo, la de polaridad, la cual indica que todo tiene su opuesto: amor-odio, frío-calor, alto-bajo, etc.

La dualidad permite la transmutación, que solo puede darse entre elementos de la misma naturaleza; por ejemplo, un metal sólo puede transformarse en otro metal: plomo-oro; un sentimiento en otro sentimiento: odio-amor, y así sucesivamente.

CONSULTAS ASTROLÓGICAS.- La carta astral te ayuda a conocer tu potencial, aprovechar tus aspectos positivos y trascender los negativos para evolucionar. La posibilidad de éxito se incrementa cuando sabes cómo aprovechar tus fortalezas y trabajar tus debilidades. No andes a ciegas por la vida. Si deseas encargar tu carta astral elaborada por mí personalmente (la carta astral es para toda la vida), y tu revolución solar (proyecciones para un año), escribe a mi WhatsApp: +58 4148206763.

Ilustración: Pedro González Rondón
http://galeriapetrograph.blogspot.com/
Instagram: @gea_instituto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *