Arsenio Henríquez, Pedro González Silva, Iván Bellorín y Leonardo Pedraza, iniciaron una jornada ecológica en Nueva Esparta, con la siembra de un apamate en la plaza de la urbanización Jorge Coll, del municipio Maneiro.
En un trabajo conjunto, los dirigentes de los capítulos regionales de la Fundación Vecinal Nacional (Funvena) y la Cámara Bolivariana de la Construcción, procedieron a sembrar un pequeño árbol de apamate en la plaza de Jorge Coll, como simbólico inicio de esta jornada ambiental que se proponen llevar a todos los rincones de Nueva Esparta.
“Nuestro estado necesita de más espacios verdes, por eso impulsamos esta campaña de arborización de los espacios públicos de nuestra región, como una manera de contribuir con el medio ambiente, con la ecología, con una vida más saludable y un paisaje más grato”.
En la plaza de Jorge Coll quedó plantado el pequeño apamate. “Esperamos verlo crecer, y que todos los vecinos lo cuiden, lo rieguen, y lo disfruten”, indicaron los dirigentes sociales.
Por lo pronto, el pequeño apamate cuenta con dos padrinos: Pedro González Silva, frecuente usuario de la plaza por sus prácticas de Taichí, y el señor Sixto, quien en esa misma área tiene su emprendimiento, bajo el nombre de “Sixto sentido”, y quien se comprometió a cuidar del apamate.

“Es necesario, por una parte, que continúe el diálogo tripartito (Gobierno, empresa privada, sindicatos) con acompañamiento de la OIT, para seguir avanzando en un acuerdo que permita recuperar el salario de nuestra gran masa laboral”, indicaron Henríquez y González”.
“Así mismo, es fundamental retomar el diálogo político venezolano, ya sea en México, en Colombia o en cualquier otro escenario, por cuanto de ello depende en gran medida que se levanten las sanciones económicas contra Venezuela, que es una de las causas que dificultan acceder a mejoras salariales”, agregaron.
Indicaron Arsenio Henríquez y Pedro González Silva que “la agenda del diálogo está centrada en las condiciones electorales y el posible levantamiento de sanciones, y al respecto proponemos que se incluya el tema salarial, como parte de los posibles acuerdos que se logren en este diálogo”.
Por último, los líderes de Funvena-Nueva Esparta, insistieron en que “el salario mínimo (tomando en cuenta el promedio en América Latina), debe ubicarse en 350 dólares mensuales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *