Este viernes un grupo de Organizaciones Sociales, líderes cristianos y representantes de la Sociedad Civil se dieron cita en la sede de la Zona Educativa, en La Asunción, para expresar su postura en defensa de la vida y la educación sexual adecuada, contemplada en nuestra Constitución.

Hasta los momentos en las escuelas del país se ha abordado la sexualidad desde la perspectiva biológica, apegada a la Constitución, con el fin de fortalecer los valores familiares y ciudadanos, lo que ayuda al alumno en la formación de su plan y proyecto de vida, por lo que consideran que cualquier planteamiento que salga de allí es inconstitucional.

Es por esta razón que los voceros en la concentración alzaron su voz para exigir que la Educación Sexual Integral sea erradicada del pensum educativo, desde maternal hasta el 6to año de bachillerato, ya que no tiene sustento científico o legal, sino que por el contrario sus temas siembran confusión en la mente inocente de los niños, exponiéndose a situaciones que no son acorde a su edad.

En el estado Nueva Esparta el representante «Por Familia Venezolana», Norbey Rodríguez, manifestó que la concentración no era una protesta, sino una propuesta y la misma sirvió para entregar un documento que organiza los fundamentos de nuestro ordenamiento jurídico, la Constitución, el Código Civil, la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (LOPNNA), la Ley Orgánica de Educación, e incluso la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los cuales exponen claramente incompatibilidades básicas con la aplicación del ESI.

La concentración pacífica se realizó en todas las zonas educativas del país; luego de la convocatoria realizada por la iniciativa Por la Familia Venezolana, grupo liderado por Linda Márquez, la actividad reunió a personas inquietas con el tema, madres y padres, independientemente de credo político o religioso,en torno al programa denominado Educación Sexual Integral (ESI), la cual incluye entre sus objetivos ayudar a niños y niñas de preescolar a iniciar prácticas masturbatorias, o presentar el aborto como una opción anticonceptiva desde el tercer grado de educación básica, entre otros.

Explicó Rodríguez que en dicho documento se propone la implementación del programa educativo «Aprendiendo a querer», diseñado por venezolanos para venezolanos y cuya experiencia práctica ya puede ser consultada con las 489 escuelas de 12 estados del país que lo están aplicando. «No proponemos que no se hable de educación sexual y reproductiva, de hecho como se venía haciendo estaba bien, pero la ESI impone, por ejemplo, hablar con los niños de entre 2 y 9 años sobre masturbación, y de “juegos presexuales y sexuales” con niños de 10 a 14 años de edad, lo que significa que nuestra infancia sea erotizada, y no es adecuado trabajar temas de sexualidad en edades en las que el niño no está psicológicamente apto para recibir ese tipo de información, y que puede generar traumas», expresó.

La iniciativa Por La Familia Venezolana esta compuesta por varias organizaciones, que promueven el bienestar de la familia y defiende la vida desde la concepción hasta la muerte natural de sus integrantes, creemos que nuestra constitución es pro-vida al igual que nuestro Código Penal, por eso alzamos nuestra voz y decimos: No al Aborto, No a la Eutanasia y No a la Ideología de Género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *