La ocasión electoral que este año envuelve a la Federación Nacional de Cámaras, Fedecámaras, ha movilizado a los diferentes equipos por las regiones, y para presentar su propuesta estuvieron en la isla de Margarita los aspirantes a cargos de representación Adán Celis, a la presidencia; Felipe Capozzolo, primera vicepresidencia; Tiziana Polesel, segunda vicepresidencia y Rafael Trejo, aspirante a la Tesorería.
En un encuentro con todas las cámaras afiliadas, el equipo detalló el plan que ha denominado “Una vocación para Venezuela”, enfocado en la transformación del modelo rentista al productivo, pues si bien en los años de la riqueza basada en el petróleo hubo movilidad social y se lograron grandes obras de infraestructura, tuvo como punto frágil depender de un solo producto y ser controlado por un solo sector.
Previo a este encuentro los gremialistas también se reunieron con los medios de comunicación en la sede de Fedecamaras Nueva Esparta, ante quienes explicaron que el objetivo planteado es despertar la vocación productiva del país; que además de la industrialización se dé cabida a todos los sectores, y describieron esta intención como, “ser la bisagra de encuentro entre los sectores”.
Celis aseguró que la base de la recuperación es el comercio, la construcción, el turismo, pero acompañados de una transformación del marco jurídico. “Tenemos que encontrar una manera distinta de relacionarnos, pues antes todo beneficio se buscaba a través del sector público, y aunque necesitamos que se recupere, la realidad es que la posibilidad económica del venezolano está en el sector privado. Somos los mayores aportantes del PIB, y por eso requerimos darle más énfasis para que genere empresas, se produzcan empleos, con ello oportunidades y allí es donde arranca la movilidad económica”.
Por su parte, Polesel, que recién entregó la presidencia de Consecomercio, sostuvo que la clave para mejorar la economía es frenar los ilícitos y la informalidad, y controlar la inflación, ya que esto no permite mejorar los ingresos. Aboga porque toda propuesta tenga como foco el interior del país.
“Hay algo en lo que este equipo va a insistir y es que Venezuela no es solo Caracas. Vamos a seguir llevando adelante este lema porque la función de los organismos es ser voz de las regiones que es donde se toman decisiones que nos afectan a todos. La diferencia numérica que hay entre los volúmenes de venta en Caracas y el resto del país es abismal, la diferencia de los servicios es insostenible y eso lo vamos a seguir señalando”.
Continuando esta idea, Capozzolo, señaló que probablemente los números están en Caracas, pero el talento está en las regiones, y más que rentabilidad hay que buscar sostenibilidad.
“La fuerza del país está en las regiones porque son más y más grandes, además existe un proceso de aprendizaje forjado con más sufrimiento y situaciones más crudas y difíciles, por eso debemos generarles la fortaleza necesaria. El futuro está determinado por lo que, como conjunto, como país, podamos desarrollar”.
Refirió que el gran reto es recomponer el ingreso de los venezolanos, recomponer el valor del trabajo como oportunidades para abatir la pobreza y reducir las diferencias, “pero debemos entender que hay un hilo conductor que nos une a todos, y la velocidad a la que avance el país va a ser la del venezolano que vaya más lento, no la del que vaya más rápido, porque todos estamos unidos y si no se apoya al que va lento no podremos avanzar, ni encontrarnos con la modernidad con la rapidez que estamos esperando”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *