Pedro González Silva

Esta semana entra a Aries después de 18 años de su última visita a este signo, el Nodo Lunar Norte, el punto kármico que nos indica un aprendizaje, un destino a cumplir. Aunque no tiene cuerpo físico tangible, el Nodo tiene una intensa energía que se manifiesta en nuestras vidas, marcando un rumbo que deja huella.

Esta entrada a Aries del Nodo Norte, se produce en dos tiempos; primero entra este 12 de julio, su campo energético, su vibración, lo que se llama Nodo Medio, y es el más importante, pues es el que se utiliza en una carta astral, y luego, el 17 de julio, entra el Nodo Verdadero, que es el punto exacto o el centro, donde se origina la energía del Nodo.

Al entrar el Nodo Norte a Aries, nos está diciendo que todas las características de este arquetipo zodiacal son las que debemos desarrollar como aprendizaje en un ciclo de año y medio que permanecerá en esa franja zodiacal. Es la misión que deberemos cumplir en este ciclo.

Cuando el Nodo Norte entra a un signo, el otro Nodo, el Sur, el que representa lo que traemos del pasado, entra al signo opuesto, en este caso, Libra, lo que indica que en este período las características de esa franja zodiacal son las que mejor podemos utilizar, pero también dice que sus defectos son los que traemos con más fuerza y son los que debemos trascender.

Los Nodos siempre van en pareja: durante año y medio el Nodo Norte estuvo en Tauro, y el Sur en Escorpio; ellos se mueven a la inversa de la rueda zodiacal, por eso, ahora el Nodo Norte pada a Aries, y el Sur a Libra.

En este sentido, nuestro objetivo ligado a Aries en este período debe ser aprender a valernos por nosotros mismos sin depender excesivamente de otros, desarrollar el espíritu emprendedor, pionero, tomar riesgos e iniciativas personales, ser proactivos, valientes, decididos, llevar la vida con el entusiasmo del niño que descubre cada día cosas nuevas y que va tras su meta sin que nadie lo detenga.

Aries es la energía guerrera, y el aprendizaje es canalizarla positivamente, desarrollando una actitud valiente y firme ante las dificultades.

En este período, si bien debemos tener presente cualidades de Libra, tales como la búsqueda de armonía, el saber compartir y dar importancia a nuestras relaciones humanas, debemos evitar o mejorar ciertas características de este signo que en esta etapa representan una carga.

Estos defectos que debemos trascender son: la indecisión, el titubeo, las negociaciones que no conducen a nada en busca de un tonto consenso que nunca se produce, el depender demasiado de otros y por eso no asumimos nuestras propias responsabilidades, sino que le achacamos todo a los demás, posiciones ambivalentes y evasivas.

Es bueno buscar la paz, pero ella no debe significar pasividad frente a las injusticias. Una verdadera paz se logra luego de demostrar nuestra energía guerrera, para imponer respeto y equilibrio.

Aries es nuestro aprendizaje en este ciclo: toma de decisiones bien definidas, posiciones firmes con principios que no se negocian, demostrar independencia y asumir nuestras propias responsabilidades, mantener una postura sin “guabineos” y de manera frontal. En este ciclo, Aries es el maestro.

CONSULTAS ASTROLÓGICAS.- La carta astral te ayuda a conocer tu potencial, aprovechar tus aspectos positivos y trascender los negativos para evolucionar. La posibilidad de éxito se incrementa cuando sabes cómo aprovechar tus fortalezas y trabajar tus debilidades. No andes a ciegas por la vida.

Si deseas encargar tu carta astral elaborada por mí personalmente (la carta astral es para toda la vida), y tu revolución solar (proyecciones para un año), escribe a mi whatsapp: +58 4148206763 y te enviaré la información respectiva.

Ilustración: Pedro González Rondón
http://galeriapetrograph.com/

Instagram: @gea_instituto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *