«Con gran tristeza anunciamos el fallecimiento de nuestra querida Sinéad. Su familia y amigos están devastados y han pedido privacidad en este momento tan difícil«, señaló la familia en la nota.

La cantante alcanzó fama mundial con su balada Nothing Compares 2 U en 1990, una de las canciones más destacadas de la década.

Durante más de 30 años, Sinead O’Connor trató de sobrevivir bajo la mirada pública. Un descomunal talento para cantar, escándalos, problemas personales y tragedias la atravesaron.

El año pasado, su nombre volvió a los diarios tras el suicidio de su hijo Shane de 17 años. Otra desgracia, otro golpe devastador. A los pocos días fue internada porque sus allegados temían que intentara, una vez más, quitarse la vida.

En su último Tweet, O’Connor publicó una foto de Shane y dijo: “Desde entonces, vivo como una criatura nocturna no muerta. Fue el amor de mi vida, la lámpara de mi alma”.

La artista dublinesa, que alcanzó fama mundial con el tema «Nothing Compares 2 U» en 1990, tuvo después una exitosa carrera musical, si bien estuvo marcada por la polémica por sus opiniones políticas y religiosas.

Después de romper en un programa de la televisión estadounidense la foto del papa Juan Pablo II en 1992, se ordenó sacerdotisa de una orden católica disidente en 1999, y en 2018 rechazó el cristianismo para convertirse al Islam, por lo que cambió su nombre a Shuhada’ Sadaqat.

Como cantante publicó un total de diez álbumes de estudio, pero nunca dejó de lado su papel de activista, abordando diferentes problemáticas como el abuso infantil, que dijo haber sufrido, los derechos de las mujeres o el racismo.

Los problemas de salud mental también fueron una constante en la vida de O’Connor, madre de cuatro hijos, unos de los cuales, Shane, se suicidó el pasado año a los 17 años, después de estar desaparecido durante varios días.

Tras este suceso, la cantante explicó en sus redes sociales que su hijo «decidió poner fin a su lucha terrenal» y pidió que «nadie siguiera su ejemplo».

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, declaró hoy que lamenta «profundamente» la muerte de Sinéad O’Connor y extendió sus «condolencias a su familia, amigos y a todos los que amaban su música».

«Su música era amada en todo el mundo y su talento era inigualable e incomparable», escribió el jefe del Gobierno de Dublín en Twitter.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *