La reinauguración de las instalaciones a cargo del gobernador Morel Rodríguez permitió retomar la natación como deporte y abrir un espacio para las terapias de personas que tengan problemas de salud o con alguna condición especial

Un nuevo capítulo para la historia de la natación neoespartana comenzó el 29 de julio de 2022, con la puesta en servicio de la obra macro de la gestión del gobernador Morel Rodríguez Ávila: la rehabilitación total del Complejo de Piscinas Oliver Núñez en Guatamare.

En febrero de ese año en un acto con los atletas que viajaron a los Juegos Deportivos Nacionales, el mandatario regional asumió el reto de recuperar esas instalaciones para entregarlas al servicio de los deportistas. Y así fue. Cinco meses después fue reinaugurado el recinto con un nuevo sistema de bombas, iluminación, asientos en las tribunas, pintura, acondicionamiento de oficinas y áreas comunes, entre otras mejoras.

Un año después las piscinas de Guatamare son el reflejo de una buena gestión donde sus usuarios tienen el compromiso de cuidar y mantener esos espacios que son orgullo de la comunidad deportiva de Nueva Esparta.

Un aproximado de 250 nadadores se lanzan al agua en distintos horarios para aprender, mejorar su condición física y elevar su nivel competitivo. Pertenecen a los clubes Indómitos, Oliver Núñez, Acuane, Master Nueva Esparta, Escualos, H2O Fisio Gym, Sedna Swimming y FA Training, además del Club Iasdebne que cuenta con unos 80 nadadores, un alto porcentaje de ellos con alguna condición especial que reciben un trato preferencial.

Para el presidente del Iasdebne, Janh Yánez la reinauguración del complejo de piscinas significa un paso gigante en la masificación del deporte en el estado. “Es una obra macro de la gestión de Morel Rodríguez en la recuperación del deporte, luego de nueve años de deterioro”.

Reiteró el llamado al sentido de pertenencia de todos los que hacen uso de esos espacios. “A lo largo de este año hemos venido insistiendo en eso, lo que va a permitir seguir avanzando en el mantenimiento de la obra y en lograr la adecuación de otras instalaciones deportivas. Podemos decir que son un orgullo para los deportistas, para los nadadores y todo el estado Nueva Esparta”.

La importancia de las piscinas va más allá de nadar y competir. Así lo expresa el entrenador Alfonso Astudillo. “El complejo de piscinas es una necesidad no solo para el deporte sino también para la rehabilitación de las personas que han tenido algún accidente. Estamos hablando de natación terapéutica, terapias en el agua, niños con necesidades especiales. Un gran número de niños con su diagnóstico e informe están recibiendo clases de natación, además de personas con problemas de salud”.

Desde el punto de vista social esa labor se amplía con el trabajo que desarrolla la fundación Chamos en el Agua que funciona en el recinto “Es un trabajo hermoso con los muchachos del barrio cercano para convertirlos en atletas, van a competencias, por eso desde lo social, ambiental, vecinal y desde lo deportivo, el complejo es sumamente importante para la colectividad”.

Al cumplir un año en total funcionamiento, Astudillo manifiesta su orgullo y agradecimiento con el gobierno regional.

Para el presidente del Iasdebne, el complejo Oliver Núñez tiene un gran significado al estar entre los tres primeros del país, presto a recibir competencias nacionales e internacionales. Una de ellas será en octubre durante la celebración de los Juegos Nacionales de Contadores Públicos que tienen a la natación en su calendario de competencias y será en las piscinas de Guatamare.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *