La Isla de Margarita abrió la gira por Venezuela de la agrupación cristiana Montesanto, como parte de su World Tour 2023, que cierra en Londres en enero
próximo

Los cristianos evangélicos de Nueva Esparta levantaron un altar de adoración en el Estadio
Guatamare, esta vez con el concierto de la agrupación venezolana Montesanto, llenando nuevamente la principal plaza deportiva de la entidad —con capacidad para miles de personas— contra todo pronóstico, pues simultáneamente había en Margarita una variada y llamativa oferta de espectáculos musicales seculares.

Momentos antes de la presentación, el líder vocalista de la banda cristiana, Sinaí Urdaneta, se mostró sin embargo confiado: “Cuando alguien va a un evento de adoración experimenta un
gozo genuino que le hace volver a casa con una respuesta o transformado; sabemos que Dios se manifestará con poder”.

Le acompañaron en la rueda de prensa en Porlamar, su esposa Richeld Vilchez y también Yao D’lima, ambas vocalistas y guitarristas de este grupo creado en Zulia en 2015, que ha logrado varios premios internacionales de música cristiana.

Gira mundial
Montesanto se encuentra en su World Tour 2023 por Estados Unidos, Latinoamérica y Europa. Su visita a Margarita fue parte de esta gira mundial que empezó en mayo pasado en Texas (USA) y finaliza en enero de 2024 en Londres (Reino Unido), habiendo pasado por España, México, Guatemala, Honduras, Costa Rica, Panamá, Colombia, Bolivia, Perú y Argentina. Su paso por Venezuela inició en la Isla hacia San Felipe, Valencia, Maracay y Maracaibo.

En la presentación en Margarita, miles de creyentes entonaron las canciones de Montesanto
con un entusiasmo equiparable al acostumbrado en los conciertos de las estrellas de rock. Al parecer —por el ambiente que allí se percibió— con un efecto cualitativamente distinto en cuanto a la paz y gozo interior, como lo había comentado el cantante cristiano.

La hermosa voz de Sinaí Urdaneta —similar a la de Azier Cazalis (Caramelos de Cianuro) en ese tono vibrante, potente y delicado a la vez, aunque obviamente en otro renglón musical— invitó a una Fiesta en el desierto, entre los temas más populares de Montesanto junto a Santo es el que vive, Derramo el perfume, La sunamita, Bautizados en fuego, y otros.

“Me sé todas las canciones de Montesanto por la radio cristiana”, dijo entre el público Jonathan Leonardo, de 27 años, trabajador de una mueblería y miembro de una congregación en Antolín del Campo.

Altar de adoración
Al igual que en recientes conciertos en Margarita de los grupos cristianos Oasis, Barak y otros, que han sorprendido por su convocatoria, la presentación de Montesanto (nombre que alude bíblicamente al encuentro con Dios desde un “lugar” más espiritual que físico) sirvió igualmente para declarar una palabra de esperanza y bendición. Los creyentes llaman a esto un
altar de adoración y también lo refieren como adoración profética.

“Estamos levantando altares y cada uno de nosotros es parte de ese altar, la iglesia es
protagonista de lo que Dios está haciendo en la Isla de Margarita. En este tiempo se está levantando una voz profética para bendecir y traer transformación no sólo a nuestra nación sino a distintas áreas de nuestras vidas”, expresaron los pastores Wilson y Laura Sánchez, organizadores del evento.

La producción de estos espectáculos es poco convencional, pues involucra a integrantes de más de 350 iglesias evangélicas del estado insular, sin importar si tienen o no un rol formal de liderazgo. En este y otros eventos recientes, el papel conductor lo ha tenido la iglesia Avivamiento “El León de la Tribu de Judá” (este epíteto bíblico refiere a Jesús
y simboliza su papel protector y salvador del pueblo fiel), con el apoyo de diversos ministerios
cristianos como Nueva Vida Margarita y otros.

Mensajes de fe
Fueron también invitados del evento, los jóvenes pastores colombianos Juan Sebastián y Ana María Rodríguez, del ministerio Centro Mundial de Avivamiento de Bogotá. Él es hijo del pastor Ricardo Rodríguez, quién ha logrado alcance internacional, junto a su familia, a través de
la televisión cristiana por cable.

Todos los invitados coincidieron en el mensaje de no ponerle límites al poder de Dios. “No
confíen en lo que el mundo dice sino en lo que Dios piensa de ustedes”, dijo especialmente a
los jóvenes el pastor Juan Sebastián Rodríguez, al igual que lo expresaron los integrantes de la banda, quienes recordaron sus primeros ensayos en un garaje de Maracaibo, cuando eran
adoradores en una pequeña congregación.

Con la misma musicalidad del evento, los mensajes de pastores y adoradores se hilvanaron de forma armoniosa, comenzando por declarar “un tiempo de gozo y restauración” para el que “debemos anhelar y buscar la presencia de Dios, como la amada de Cantares (la iglesia) que busca ardientemente al esposo (Cristo)” (Cnt. 3), dijo Juan Sebastián. Por su parte, la vocalista Yao D’lima instó a “reorganizar nuestras vidas como la sunamita, quien preparó los aposentos para la visitación en su casa, permitiendo que todo lo que estaba extinto renaciera” (2 Reyes 4 y 8), como dijo a propósito de uno de los temas musicales.

Fue una cita llena de significado y celebración, además con una mayor sensación de seguridad
en comparación con otros eventos públicos. Sólo el servicio de transporte en autobuses hacia los distintos municipios, fue algo caótico, lo que sería quizás uno de los principales retos para los organizadores en posteriores eventos de este tipo.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *