El presidente de Fedecámaras Nueva Esparta, Jesús Irausquín, aseguró que es apremiante que las autoridades competentes den respuesta a las alertas que se vienen dando sobre el daño ambiental que estaría causando el Buque “President” fondeado en la bahía Pampatar, municipio Maneiro, desde hace casi dos años.

Irausquín dijo que han observado con atención algunos pronunciamientos que al respecto se han hecho público, porque precisan datos que en efecto deben ser considerados, como el posible hundimiento que se evidencia porque la línea de flotación cada vez está más sumergida, e incluso el peligro para los navegantes porque no cuenta con las luces reglamentarias de fondeo y por tanto pudiera nos ser avistado en una travesía nocturna.

De acuerdo a las informaciones que trascienden, este barco, Registro IMO 8410665, por el problema legal que enfrenta fue varado en la bahía de Pampatar con una carga de 25.320 barriles de fueloil, pero ya no tiene capacidad de movilizarse por sus propios medios.

Irasuquín refirió el alerta del ambientalista David Bottome, quien señaló que, “este es un accidente ambiental de proporciones masivas por la afectación directa sobre las costas más pobladas de la Isla de Margarita e inclusive Coche según los expertos. Sin hablar del daño colateral que puede acarrear al sector turismo y económico de la isla. Y sin hablar del costo del lento saneamiento de las costas” y propone también se considere la advertencia del Cronista de Maneiro, quien ha investigado sobre la situación y afirma igualmente de la urgencia de actuar.

En todo caso, Irausquín sostuvo que como organización empresarial interesada en el desarrollo económico, social, cultural y ambiental de Nueva Esparta también iniciarán gestiones para profundizar en el hecho y lograr al menos respuestas que indiquen el destino que podría darse al barco, dado el evidente daño que representa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *