El saldo migratorio de España con el exterior fue positivo en 727.005 personas en 2022, el más elevado en los últimos diez años, y Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana fueron las regiones que registraron una mayor diferencia entre quienes llegaron y quienes emigraron.

Según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística de España (INE), el número de extranjeros que entró en España ascendió a 729.709 personas en 2022 y, por nacionalidades, destacaron la colombiana (152.634), la ucraniana (85.978) y la venezolana (72.086).

Todas las comunidades españolas presentaron saldo migratorio positivo con el exterior el pasado año y los mayores se dieron en Cataluña (158.546), la Comunidad de Madrid (135.620), y la Comunidad Valenciana (113.402).

Por el contrario, las comunidades con menor saldo migratorio con el exterior fueron La Rioja (norte) con 3.735, Extremadura (sur) con 5.469 y Cantabria (norte) con 6.335.

Asimismo, las ciudades de Madrid, Barcelona y Valencia alcanzaron los saldos migratorios más elevados, gracias a las entradas netas procedentes del exterior y pese a registrar saldos interiores -con otros municipios- negativos.

El año pasado hubo también 1.725.546 cambios de municipio -un 3,3 % más que en 2021-, de las que cambiaron de provincia 678.219 y de comunidad o ciudad autónoma 519.976.

De las personas que residieron en España durante todo 2022, la mayoría, el 96,8 %, lo hizo en el mismo municipio, mientras el 2 % cambió de municipio dentro de la misma provincia, el 0,3 % cambió de provincia dentro de la misma comunidad y el 0,9 % cambió de comunidad autónoma.

Teniendo en consideración las principales ciudades, todas salvo Fuenlabrada (Madrid), Coslada (Madrid), Linares (Jaén, sur), Cádiz (sur) y Ceuta (sur) tuvieron saldos migratorios positivos en 2022.

Lea también: Papa pide no olvidar a los niños que sufren las guerras

EFE

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *