Pedro González Silva

La astrología integra el estudio del macrocosmos universal y el microcosmos que es el ser humano. Al determinar ciertos aspectos que se producen en el cielo, el astrólogo  es capaz de interpretar el momento que cada individuo está viviendo.

A su vez, al interpretar cada momento individual, el astrólogo verifica día a día la total sincronía entre el ser humano y el universo, y ello le lleva a adentrarse en el estudio de las leyes del universo, con cuya comprensión puede tomar el dominio de su vida y ayudar a los demás a que hagan lo mismo.

Buscando en tu propio ser puedes llegar a entender el universo: así como tú funcionas, así funciona el cosmos. Cada decisión tuya es una manifestación de un momento cósmico, y cada momento cósmico se refleja en un hecho humano.

Cada deseo tuyo es un hecho en potencia que se gesta en el universo, pero debes dejar que fluya y dejar que el universo, dentro de su infinito abanico de posibilidades, manifieste tus anhelos. Somos el microcosmos en total comunión con el macrocosmos. Veamos ahora, cuáles son las leyes del universo.

En un libro muy antiguo, atribuido a Hermes Trismegisto, quedan establecidas estras leyes universales, que son siete. Luego, diversos autores nos han presentado sus versiones de dichas normas del universo. Veamos.

TODO ES MENTE

El primer principio universal nos indica que “todo es mente; el universo es mental”. Cada pensamiento nuestro es un suceso en potencia. La historia ha demostrado que cada sueño de la humanidad se ha tornado en realidad. Cuando Julio Verne imaginó el viaje a la Luna, muchos seguramente pensaron que tal cosa sería imposible de realizar; el “Frankenstein” de Mary Shelley, podría ser una realidad con el avance de la ingeniería genética.

No debemos tomar nuestros pensamientos a la ligera, porque estos serán posteriormente la manifestación de una realidad. Si nos cargamos de ideas negativas, estas vendrán a nuestra vida en forma de sucesos, en cambio, si aprendemos a utilizar el pensamiento positivo, la visualización creativa, estaremos en el camino de hacer realidad nuestros deseos.

Esta primera ley universal, expresada en el “El Kybalión”, explica que todo el mundo fenomenal o universo, es una creación mental del Todo, en cuya mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.

COMO ARRIBA ES ABAJO

El segundo principio universal es el de correspondencia y que se traduce en la ya célebre frase: “Como es arriba es abajo y como es abajo es arriba”, y que señala que así como funciona el universo, así funcionamos nosotros, que cada parte de nuestro organismo tiene su correspondencia en el universo.

Así podemos encontrar analogías tales como que los ciclos de la Luna se corresponden con el ciclo menstrual de la mujer, o que la duración del movimiento de precesión equinoccial del Sol, que dura 25.920 años, se corresponde con el número de veces que respiramos en un día, es decir, un total de 25.920 veces. El ciclo de Saturno, por su parte, se corresponde con etapas muy marcadas en el ser humano, y que van de siete en siete años: a los siete se adquiere el uso de razón, a los 14 se es adolescente, a los 21, mayor de edad, y a los 28 entramos en la madurez.

Al respecto, “El Kybalión” nos dice que hay muchos planos que no conocemos, pero entendiendo la ley de correspondencia, mucho de lo que de otra manera sería incomprensible, se hace claro a nuestra conciencia. Por eso, conocernos a nosotros mismos nos abre las puertas  para un conocimiento superior, y a la vez, estudiando el universo, podemos conocernos a nosotros mismos.

TODO VIBRA

El tercer principio nos dice que “nada está inmóvil, todo se mueve, todo vibra”. Esta ley, expresada hace ya miles de años, ha sido comprobada hoy día por la física quántica. Todo vibra, sólo que no todos vibramos con la misma intensidad, hay vibraciones más densas y hay más sutiles. Las más densas se manifiestan como cuerpo físico visible, y las más sutiles no las percibe la vista, pero existen, son tan reales como las del mundo visible.

La ley de vibración nos explica porqué cada cosa que existe en el universo tiene un determinado efecto en nosotros y viceversa. No somos seres aislados, estamos interconectados unos con otros y con todo lo que existe en el universo. Los planetas influyen en nuestra vida y cada uno vibra en correspondencia con nuestro organismo, con nuestros chakras, con nuestras glándulas endocrinas, y cada deseo nuestro es una vibración que el universo recibe para ser materializado de alguna manera.

LA DUALIDAD

Otro principio es el de polaridad o dualidad. Al respecto, “El Kybalión” nos dice que “todo es doble, todo tiene dos polos, todo su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semiverdades; todas las paradojas pueden reconciliarse”.

En este mundo todo es dualidad: amor-odio, frío-calor, alegría-tristeza, luz-oscuridad, bondad-maldad y así sucesivamente. Sólo aquel que experimenta la tristeza es capaz de disfrutar y entender la alegría. El odio es una baja vibración que al elevarla conduce al amor.

Nadie es totalmente bueno o totalmente malo. Mientras más pura se presente una persona ante el mundo, más intensas son sus bajas pasiones, mientras más perfeccionista, más imperfecciones tiene. En un mundo dual hay que aprender a vivir en equilibrio, en armonía interna, integrar nuestro lado oscuro a nuestro lado luminoso en un solo ser, único e inigualable, que somos cada uno. Jesús buscó a los pecadores y de ellos pudo extraer las más hermosas virtudes. El cielo y el infierno están en nosotros. No hay planetas “maléficos” o “benéficos”, signos “buenos” o “malos”,  todos tienen su lado “bueno” o “malo”.

ACCION Y REACCION

El principio del ritmo señala que “todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso; todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma que de su movimiento hacia la izquierda, el ritmo es la compensación”.

Este principio nos indica que todo en el universo tiene su compensación, a un mal momento le sigue sin duda uno bueno, y viceversa, vivimos en un constante flujo y reflujo, al entusiasmo le sigue el decaimiento y al decaimiento el entusiasmo, hay siempre una acción y una reacción.

CAUSA Y EFECTO

Del anterior principio se deriva el de causa y efecto. Toda acción genera una consecuencia. Eso es lo que llamamos “karma”. Es importante tomar conciencia de nuestras acciones y visualizar siempre qué efectos pueden generar, muchas veces actuamos inconscientemente y cuando recibimos las consecuencias de nuestros actos, nos preguntamos: “¿Por qué me pasa esto a mí?”

En astrología, podemos estudiar el karma a través de los nodos lunares, que en nuestro mapa astrológico nos indican nuestras energías del pasado y la misión a cumplir en esta vida, el karma que debemos trascender.

EL SECRETO DE LA CREACIÓN

La ley de generación señala que “todo tiene su principio femenino y masculino, la generación se manifiesta en todos los planos”. Explica “El Kybalión” que esto es verdad no solamente en el plano físico, sino también en el mental y espiritual. Todo tiene dos polos, la unión de lo femenino y lo masculino es el principio de la creación, y en astrología esa unión se representa a través de Venus y Marte.

El polo masculino está representado en nuestra mente consciente que pone la semilla del pensamiento, y el polo femenino es nuestra mente subconsciente, que es la que recibe esa semilla y hace que germine y se manifieste, y es así como nuestros deseos se materializan en hechos concretos. Volvemos al punto de partida: todo es mente…

LAS / LEYES DEL ÉXITO

Una versión contemporánea de estas 7 leyes universales herméticas, nos las ofrece el célebre médico y escritor Deepak Chopra, autor del bello libro “Las 7 leyes espirituales del éxito.

Este libro se basa en esas leyes universales, pero adaptadas de tal forma que el lector pueda hacer uso de cada una de esas leyes en su vida cotidiana, para acceder a sus más preciados anhelos.

Escrito en un lenguaje muy sencillo, y con ejercicios prácticos para ser aplicados cada día de la semana, las “7 leyes espirituales del éxito” de Deepak Chopra, se convertirá en tu libro de cabecera, y te será imprescindible leerlo para que vivas la vida a plenitud.

Puedes adquirirlo ya mismo por Amazon, a través de este enlace:

https://www.amazon.com/-/es/Deepak-Chopra/dp/187842419X/ref=sr_1_1?crid=36CEICKSRTE8&dib=eyJ2IjoiMSJ9.BptminsRq2aujNQ_ypzl5zbzKBXMm78_y-kzI2qWCGucSgmbEiK7t-abmiIFudXVf62S2hDjBGwn1BOUXruVhKDNXkJpvXIUk-OVK-Bqkbifpzgy_hQ_miXp7kaolQgHnuEmRfwta5xDLDGEVzOnebz2Rz0kfBugGIrg27Eeyz8fvHMb9qgDaX52BIHXGsw8OpkwK4GnrLuELAQx1rvoMRl9kKJkSn8p_oMWL9tNI34.iiCkmPTGB1ysOgDx9PG1vPk0nSJiqkITS0UV6gjpsfE&dib_tag=se&keywords=las+7+leyes+espirituales+del+exito+deepak+chopra&qid=1705434925&sprefix=las+7%252Caps%252C361&sr=8-1&_encoding=UTF8&tag=pgsilva-20&linkCode=ur2&linkId=0880607459dd944988b1dac947ac6dbe&camp=1789&creative=9325

 

 

 

Ilustración: Pedro González Rondón

http://galeriapetrograph.com/

 

 

 

Instagram: @gea_instituto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *