Autoridades detuvieron el pasado 11 de enero a un detective jefe del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y a su hermano por el asesinato de un taxista en el sector La Laguneta, en el municipio Lobatera del estado Táchira.

Cancilleres de Venezuela y Guyana se reúnen en Brasil para dialogar sobre el Esequibo
El hombre identificado como J. Sarria, de 35 años de edad, detective jefe del Cicpc, y su hermano R. Sarria, alias Pacho, de 33 años, fueron señalados por los responsables del homicidio de Johan Stil Vargas, de 44 años.

Familiares de Vargas denunciaron su desaparición el año pasado, luego de que fue visto por última vez el 16 de diciembre de 2023 en el sector de Apartaderos, municipio Bolívar.

La investigación del Cicpc reveló que Vargas usaba el vehículo de alias Pacho, hermano del funcionario, para laborar como taxista y le cancelaba un porcentaje del dinero recaudado en las carreras realizadas.

El día de su desaparición, el taxista al parecer chocó en el sector de Zorca, lo que dejó al vehículo con daños en una de las puertas. Cuando le informó a R. Sarria lo sucedido, este le exigió 500.000 pesos colombianos para las reparaciones. La víctima se negó, pues no contaba con esa suma de dinero.

Ante la insistencia de Sarria, Vargas le entregó como garantía una lavadora y una nevera que tenía en su vivienda, en el barrio Marco Tulio Rangel de San Cristóbal.

Luego de sacar los electrodomésticos del hogar y trasladarlos a una propiedad de alias Pacho, los hermanos sometieron a Vargas y bajo amenaza de muerte lo trasladaron en el vehículo del funcionario hasta una zona boscosa en el sector La Laguneta de Lobatera.

Una vez en el lugar, el detective del Cicpc le disparó al taxista en el pecho, provocándole la muerte de manera instantánea.

El cuerpo de Vargas fue hallado 18 días después del incidente, específicamente el 2 de enero de este año, en avanzado estado de descomposición, de acuerdo con el diario La Nación.

Durante la investigación, detectives del Cicpc descubrieron que alias Pacho tenía un registro policial por homicidio culposo.

Los funcionarios recuperaron una nevera y una lavadora pertenecientes a la víctima, así como el vehículo Mazda color blanco que utilizaba para laborar; también un Chevrolet Corsa, año 1998, propiedad de los hermanos Sarria; una Glock 17, con su respectivo cargador provisto de 17 municiones; dos equipos móviles, un carnet y una chapa que identifica a uno de los detenidos como funcionario del Cicpc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *