Dr. Rafael Antonio Lunar Leandro

Cronista UDO-NE

raflunar@gmail.com

Se debe señalar que desde fines del siglo XIX este proceso de evolución urbana de Porlamar fue documentado por parte de personas interesadas en proyectar históricamente ese avance, tal como es el caso de los citados hermanos Rosario, impresores y editores que sintieron la necesidad de contribuir al auge que su ciudad estaba alcanzando, y esto lo realizaron en parte, desde los periódicos que publicaban en la ciudad marinera, entre ellos “El Sol”, en sus talleres tipográficos ubicados en la calle Mariño, entre Maneiro y Zamora, entre la esquina de “Miranda” y la esquina la “Libertad”, tal como se referenciaba en esa época la ubicación de cualquier dirección y como aparece en el croquis mencionado y publicado por ellos en su periódico, “El Sol”, año III mes XXII, 1 de mayo de 1898, N°75.

Ahora bien, el avance de esta urbe se hace patente cuando para el 1 de junio de 1932, en “El Anunciador” (segunda época) Año 1, Número 6, se daba a conocer la guía telefónica de Porlamar, la cual contaba con 19 números entre oficinas públicas, comercios y casas particulares.

Este dato podría ser insignificante en el día de hoy, pero para esa época representaba un gran logro, en las comunicaciones, dentro de la vida porlamarense.

En ese mismo medio de comunicación escrita, pero en su tercera época, se insertó un amplio reportaje titulado: Porlamar, Denominaciones y Antecedentes y que fue suscrito por la firma de José S. Rosario Campo (“El Anunciador”, 9 de Mayo de 1933, Año I Número 1, Página 2, Tercera Época), donde se menciona que “…en el término municipal están comprendidos los caseríos Cruz Grande, Fajardo, Genovés, Bellavista y los Vecindarios Pueblo Nuevo, Palguarime y Boca del Rio (Guaraguao)”.

Igualmente se hace una sucinta descripción de la evolución político-administrativa del Distrito Mariño, con sus dos municipios Luis Gómez y García, comprendiendo Luis Gómez a la actual Porlamar. También hace el señalamiento que para el Censo Nacional de 1926 contaba el Municipio Luis Gómez con más de 9 mil habitantes. Se menciona además el lugar de construcción del futuro “Campo de Aterrizaje”. Que se llamó Luisa Cáceres de Arismendi, hasta que se ubicó el nuevo aeropuerto en el Yaque, para 1974.

Es interesante toda esa información pues aporta datos que hoy permiten hacer un bosquejo del entramado orgánico de esta urbe comercial y así ubicar dentro de su crecimiento, como hemos apuntado, algunos sitios y lugares con nombre propio dentro de su geohistoria.

Por ejemplo: sectores, calles, comercios e hitos urbanos de orientación, como también a sus personajes, tanto los que destacaron en alguna actividad o arte, como aquellos que por su actuación y modo de ser viven en la querencia de quienes les recuerdan, y a los cuales referenciamos dentro del patrimonio histórico-cultural, y que hoy son parte de su realidad identitaria pues viven dentro del imaginario del pueblo, así como para ser conocidos por las nuevas generaciones de porlamarenses.

Con base a ello consideramos, se debe nombrar también, por ejemplo, a “Pozo Nuevo” en “Punda” y al “Estadio”, lugar este donde luego se construyó al Liceo Nueva Esparta.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *