El brutal asesinato de una adolescente de 15 años, en el sector Guayacán del municipio Tubores, a finales de enero, llama nuevamente la atención sobre el aumento de femicidios en la entidad insular desde 2022, y concretamente, acerca del problema de la violencia de género contra adolescentes y niñas, como lo ha venido reportando el Observatorio Venezolano de Violencia en Nueva Esparta (OVV Nueva Esparta).

También se conoció a inicios de este mes de febrero, a través de un informante, el caso de una niña de 11 años quien dio a luz en el hospital de Porlamar, a consecuencia del abuso sexual por parte de su tío materno de 52 años, como quedó registrado en el monitoreo que realiza el OVV en la entidad.

“Desde hace dos años se vienen incrementando los femicidios en el estado, con 3 casos en 2022, luego de haberse reportado un hecho el año anterior, y posteriormente se dieron 5 casos en 2023. A esto se suman las agresiones contra jovencitas y niñas, quienes vienen a ser las víctimas más vulnerables de la violencia de género”, dijo la coordinadora del OVV Nueva Esparta, Hilda Mendoza.

La víctima adolescente de femicidio fue encontrada el 25 de enero en un terreno solitario, donde fue dejada por su homicida de 57 años, quien la apuñaló e incineró tras haber planificado el crimen, a causa del supuesto hurto de su celular por parte de la jovencita, reseñaron los medios.

Con relación al abuso sexual infantil, muchos casos no son registrados y, al parecer, es un delito que viene ocurriendo desde hace varios años en la entidad, como se ha revelado en las investigaciones, comentó Mendoza. Un caso similar al ya referido de la niña gestante, fue documentado en Nueva Esparta en 2022, a través del testimonio de una joven homicida, quien años atrás había dado a luz a su primera hija, a consecuencia de una violación cuando tenía 11 años. El relato fue recogido en un reciente estudio del OVV acerca del tema de las mujeres víctimas y victimarias en Venezuela.

Respecto de las violaciones, la victimización femenina en el país fue de 96%, de acuerdo con el informe anual de violencia 2023 del OVV. El 89% de las víctimas de violación y otras agresiones sexuales fueron adolescentes del género femenino (171) y niños y niñas (153). El informe señala que, en el primer semestre, el Ministerio Público informó que habían ingresado 2.076 casos por abuso sexual a víctimas de ambos grupos. Las adolescentes también son las más frecuentes víctimas de explotación sexual.

Desde 2021 se han capturado en la entidad 8 bandas de trata de personas, siendo frecuentes las víctimas adolescentes. “Cada vez son menores las edades de las víctimas. Llama la atención que en algunos casos, los familiares participan en estos delitos, que se han venido incrementando de formas ligadas a la migración y la pobreza extrema. En general, ha venido aumentando la violencia en el hogar o en espacios domésticos”, dijo Mendoza.

“Es importante que en el hogar, la escuela y la comunidad, también los profesionales de la salud, estén apercibidos de estas situaciones y alertas ante cualquier señal inusual que haga sospechar estos tipos de victimización contra niños, niñas y adolescentes”, señaló finalmente la coordinadora del OVV Nueva Esparta.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *