El recién inaugurado restaurant Maroush, ubicado en la avenida Aldonza Manrique de la urbanización Playa el Ángel, se ha dado a la tarea de provocar escándalos nocturnos, perturbando a los vecinos, bajo la mirada complaciente de la alcaldía que encabeza Morel David Rodríguez.

El establecimiento, promocionado como un restaurante de comida árabe, ha devenido en un local fiestero, donde colocan música a todo volumen, hasta muy altas horas de la madrugada, sin que haya ninguna autoridad que le ponga freno a este abuso, según denunciaron vecinos de la zona.

El vocero vecinal, Pedro González, señaló que “se hicieron llamadas a la Policía de Maneiro, y aunque atendieron las llamadas, no controlaron la situación de contaminación sónica provocada por el abusivo negocio”.

“El alcalde Morel David Rodríguez felicitó públicamente al restaurant Maroush por su apertura y por invertir en el Municipio, pero esto no debe ser motivo para ser permisivos con las conductas abusivas de este local, pues los vecinos de Playa el Ángel merecen respeto”.

“Nos parece muy bien que existan nuevos establecimientos que inviertan en el Municipio, pero los dueños de los mismos deben tener conciencia ciudadana y no convertirse en malos vecinos, y las autoridades por su parte, deben hacer cumplir las ordenanzas y no ser permisivos ante el poder económico, en perjuicio de la comunidad”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *