Pedro González Silva

Una herramienta de mucho poder para la obtención de nuestros deseos es el pensamiento, el cual es un arma de doble filo que muchas veces de manera inconsciente utilizamos en nuestra contra. Los pensamientos encierran una energía, una vibración, una correspondencia en el cosmos; son la potencialidad de lo que luego será algo físico.

El pensamiento es una vibración sutil que luego se expresa de manera sonora a través de la palabra hablada. Los seres humanos nos hemos acostumbrado a las frases hechas, a repetir afirmaciones que por años hemos oído; muchas veces hablamos por hablar, sin conectar la conciencia a la palabra, decimos cosas de manera inconsciente y lo peor es que lo que decimos y lo que oímos se arraiga en nosotros, creando un sistema de creencias que muchas veces nos conduce al fracaso, o en todo caso, a llevar una vida “difícil”.

Cada pensamiento encierra una vibración, una cualidad, un poder, podemos hacer uso consciente de ellos, darle real sentido, armonizar nuestro entorno y nuestra vida en general. Todo en el universo está en movimiento, todo vibra, sólo que hay vibraciones más densas y hay vibraciones más sutiles.

Cada ente en el universo tiene correspondencia con una determinada vibración, así ocurre con los pensamientos: cada uno de ellos tiene un significado arraigado en nuestra mente ya sea de forma consciente o inconsciente que vibra de una determinada manera y atrae vibraciones similares; si utilizamos los pensamientos de manera consciente podremos atraer armonía, éxito y felicidad a nuestras vidas.

Tomemos consciencia de lo que pensamos, no seamos esclavos de nuestros pensamientos, aprendamos a ejercer control sobre ellos. Sorprendámonos a nosotros mismos cada vez que pensemos algo negativo. Cambiemos nuestra programación mental a través de la toma de conciencia del pensamiento, pues somos lo que pensamos, y los pensamientos van moldeando nuestro mundo externo. Tratemos cada día de que nuestras afirmaciones sean positivas, armoniosas, y llenas de fe en lo que deseamos.

El poder del pensamiento es real, tanto para lo negativo como para lo positivo; en el plano físico el pensamiento es invisible e imperceptible, pero es algo que existe, y en su región, con los materiales sutiles de los que está hecho, es una criatura viva, e incluso activa; el pensamiento trabaja, construye, o bien destroza y arruina, por tanto, es importante tomar conciencia de la necesidad de proyectar pensamientos y sentimientos que no tengan más que consecuencias benéficas.Todo en el universo está relacionado, por consiguiente, cada pensamiento tiene su correspondencia con la vibración de un planeta, y por consiguiente, las vibraciones que emite el cosmos son reflejos de lo que en nuestra mente ocurre y de lo que de ella es capaz de salir mediante la expresión verbal. Esto forma parte de lo que el astrólogo interpreta en la carta astral de una persona.

Todo lo que podamos imaginar y desear existe en potencia en el universo, y en la medida en que proyectamos nuestras energías mentales con seguridad y decisión, en esa medida nuestros pensamientos se vuelven realidad.

Pero dejemos que el mismo universo actúe, que el inmenso campo de posibilidades que éste posee se materialice sin interferencias; vaciemos nuestra mente de turbulencias y dejémosla en el vacío que representa el mismo espacio universal, introduzcamos luego un pensamiento firme, con fe, con seguridad de su manifestación física, y luego dejemos actuar al cosmos; no interfiramos en el proceso mostrando ansiedad por lo que hemos deseado, soltemos nuestros deseos y dejemos que lleguen solos, de manera sorpresiva. Así actúa el universo.

No nos damos cuenta de que el mundo que nos rodea ha sido moldeado desde nuestros pensamientos; si nuestro entorno es hostil, de intrigas, de dificultades, tales situaciones las hemos originado primero con nuestros pensamientos, atrayendo todo aquello que hemos pensado; pero tenemos el poder de cambiar, si así lo queremos. Basta con tomar control de nuestra mente y pensar de manera constante en cosas armoniosas.

Por más pacíficos de parezcamos, si en nuestra mente hay violencia, eso atraeremos, si pensamos mal de alguien, eso será lo que se manifestará hacia nosotros. Si cambiamos nuestros pensamientos, cambiamos nuestro entorno; si estamos en paz mental, estaremos en paz con quienes nos rodean.

Es importante que nos reprogramemos mentalmente para desarrollar al máximo nuestro potencial; si en nuestra mente creemos que algo es difícil, de seguro atraeremos dificultad, pero si nos auto-convencemos de que es fácil, así será para nosotros.

‘.Los pensamientos provocan reacciones que al repetirse irán con el tiempo modelando nuestra personalidad, y nos sugestionan para actuar según la propia índole de nuestros pensamientos. Nosotros somos capaces de moldear nuestro propio mundo, nuestra realidad.

Todo en el universo está relacionado e integrado, y por eso las cosas tienen correspondencias entre sí, por consiguiente, cada pensamiento nuestro influye sobre los demás seres humanos y sobre todo lo que existe en el universo.En el poder del pensamiento reside la clave de la magia; la magia no es más que la transmutación de una situación a otra más deseable, y los rituales mágicos no son más que sistemas de apoyo para favorecer la modificación de nuestras vibraciones mentales y lograr la elevación de nuestros pensamientos, y que estos a su vez generen una nueva realidad..

CONSULTAS ASTROLÓGICAS.- La carta astral te ayuda a conocer tu potencial, aprovechar tus aspectos positivos y trascender los negativos para evolucionar. La posibilidad de éxito se incrementa cuando sabes cómo aprovechar tus fortalezas y trabajar tus debilidades. No andes a ciegas por la vida.

Si deseas encargar tu carta astral elaborada por mí personalmente (la carta astral es para toda la vida), y tu revolución solar (proyecciones para un año), escribe a mi whatsapps: +58 4148206763 y +58 4248015998, y te enviaré la información respectiva.

Instagram: @pgsilva_astro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *