ENEIDA VALERIO RODRIGUEZ
@eneidavalerio

Este 8 de marzo,se recuerda, El Dia Internacional de la Mujer,fecha que rinde tributo al género sometido actualmente, a circunstancias misóginas alarmantes.
El 8 de marzo de 1857,un grupo de mujeres costureras en la fábrica Cotton de Nueva York,protestaron por las pésimas condiciones de trabajo que las exponían ademas de bajos salarios,a jornadas laborales muy largas y a infrahumanas condiciones en tal sentido. Aquellas protestas,arrojó un saldo de 129 trabajadoras fallecidas por el fuego desatado en la fábrica.
Una tragedia conmovedora y un episodio más del vulgar sometimiento de la mujer a prácticas aberrantes,como la que conocemos actualmente-muchas-deriva de ideologías totalitarias,inclementes para aplicar el látigo más doloroso en la condición femenina que incluye hasta la castración aberrante de sus genitales en muchos países,donde la condición femenina divaga en el averno de la prostituida insolencia.
Mujeres azotadas,encarceladas y flageladas, sin supervisión y menos de algún pronunciamiento esperanzador de los organismos responsables de la defensa de tales condiciones del género.
No hemos presenciado en la difusión informativa de esas organizaciones constituidas para estas situaciones, ninguna política defensiva de la mujer por estas consideraciones.
El mundo globalizado que nos reune y hasta parece eternizarse, este tema se incluye para destacar una vieja aspiracion en cuanto a la preconizada igualdad de género que demanda aspectos económicos como la cuestión salarial para citar un ejemplo entre otras exigencias urgentes y sociales,ligadas a las primeras,no asoman vestigios de posibilidades ciertas en cuanto soluciones.
Por el contrario, observamos como en el caso venezolano,aberrantes prácticas misóginos en la administración de justicia.
Sobran ejemplos para afirmarlo. Los casos de persecución por razones políticas,de mujeres luchadoras por lo que consideran sus aspiraciones han sido cercenadas por una justicia acentuada en la misoginia.
El más reciente caso,lo constituye Rocío San Miguel,encarcelada desde hace varias semanas sin que se hayan presentado a la fecha, pruebas de las causas que llevaron a tal medida.Las fallas en las decisiones ejercidas,nadan en la piscina de las dudas y controversiales prácticas que envilecen el derecho y justicia.
Un Día de la Mujer, donde pedimos:derrotar las ejecuciones del alma de tantas madres y mujeres insolventes por sus arrebatados derechos elementales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *