Mirimarit Parada

Preàmbulo:
Vertiente les trae esta semana… toda la fuerza creativa y literaria, de una de las escritoras más resaltantes e importantes de nuestra literatura venezolana y es que, como me lo aseguró el respetado y admirado Poeta Eduardo Gasca: “Es una de las Poetas y escritoras de más trascendencia para el mundo de las letras en nuestro país”.

Esmeralda Torres (Ciudad Bolívar-1967) Narradora y poeta venezolana. Licenciada en Castellano y Literatura por la Universidad de Oriente. Es promotora de lectura con más de 28 años de ejercicio. También dicta talleres de creación literaria para jóvenes y adultos en la ciudad donde habita, Cumaná. Fue merecedora de la Beca de creación literaria que otorga el Centro Nacional del Libro en el 2011. En ese mismo año formó parte de la delegación de escritores venezolanos invitados por la Universidad de Salamanca a la cátedra de literatura José Antonio Ramos Sucre. Fundadora de Somari, Colectivo Literario y del canal de YouTube SOMARI COLECTIVO donde produce en formato audiolibros los mejores cuentos de narradores venezolanos. Fundadora de la Bienal Cruz Salmerón Acosta que se celebra en la península de Araya. Esmeralda, hasta hace apenas escasos días, se desempeñó como Coordinadora de la Escuela Nacional de Poesía Juan Calzadilla en el estado Sucre.


PREMIOS:
Mención Honorífica en el Premio Casa de las Américas, 2023.
Premio Nacional de Literatura Solar, mención Poesía 2022
Premio Nacional de Literatura Stefania Mosca 2021
Bienal Nacional de Literatura Orlando Araujo- 2018
Bienal Literaria Julián Padrón-2012
Bienal Literaria Ramón Palomares -2011
Menciones honoríficas:
Finalista Concurso de Cuentos Ciudad de Pupiales-2019, Colombia, que organiza la Fundación Gabriel García Márquez.
Bienal Literaria Gustavo Pereira-2011
Bienal Literaria Eduardo Sifontes-2004

PUBLICACIONES:
Historias para Manuela (2009)
Cuentos de última noche (2010)
Un hombre difícil  (2011)
El canto de la salamandra (2013)
Diario para una tormenta (2013)
Callejones sin salida (2019)
Resplandor de pájaro (2020)
El libro de los tratados (2022)
La noche de los tamarindos (2023)
Diario de ceniza (2023).

Pavana para un rio crecido

Cuéntame si vendrás caminando junto al río
elige la orilla contraria si regresas
con los brazos en alto haz una seña, sonríe
este río de nosotras corre despacio
este río de nosotras viene ligero.

Hoy es tu primera mañana a sus aguas
planta lirios azules entre sus piedras negras
juguemos sin permiso al borde del abismo
y aunque no haya recompensa, canta.
Este río de nosotras es un caballo
este río de nosotras es rayo entre las nubes.

No duele tanto morir si estamos ebrias
vamos a trocar tristezas por canciones.
Si pudieras por mí escribir este poema
sabrías por qué quiero que cantes tu pena.
Este río de nosotras es un cuenco profundo
este río de nosotras nos lleva a las tinieblas.

Lentamente hablaré de un río

Voy a entrar en un río
Me quito la ropa y entro y abro la puerta
Y miro dentro de su casa…
Ramón Palomares

Lentamente hablaré de un río
a ver si pasa el llanto o se olvida la lágrima.
Hay aquí una soledad de puerto.
Allá, a lo lejos, partió íngrima una curiara.
Partió del río a la noche.

Hay un vacío que se alarga.

Vine a hablar lentamente de un río.
A esta hora,
cualquier grillo es un animal feroz.

 

Ciudad vuelta a soñar

¿De dónde sale este dolor?
¿Este rumor de árbol, este temblor de monte?
¿A qué hora se acuestan a dormir las hojas?

¿Quién dejó para que yo reparara este vergel
arrasado?

¿Cuál es el riesgo de volar a ras del agua si voy
herida?
¿Cuántas muertes he merecido por no honrar la
flor de la siempreviva?

Perdí por blasfemar mi paraíso
pero alcancé a presagiar el misterio de un reino
y volví para fundar en mí todas las ciudades

 

Esmeralda Torres
Del libro: Mudar la casa- ganador del premio internacional de poesía
Ciudad de Mérida, Yucatán , México

Besos en el pan
Este trozo de pan endurecido
es solo eso
un trozo de pan y unos días de sol.

Decir la casa
Ha llegado la hora del grillo
en el silencio de la casa
una luz se ha disipado por las paredes
y la casa se ilumina como un anfiteatro vacío
el grillo espera paciente el momento justo
mientras escucha su nervioso corazón latir.

Ritos
Volverá a ser enero en el año de la casa.
El silencio y el vacío serán los dueños de su ritmo
su herida no abrirá porque curó al sereno
untada con aceite de ceniza
esta casa se dispone a pasar

Relojes
Abandonar un reloj de pared a su suerte
expone a recordarlo todo.
Pagarás un alto precio por el descuido
pues en su engranaje gira
una copia exacta de tu vida.

Vitral en la memoria
En este vitral intangible
concurren el rayo de luz y la llovizna.

Pavita
Esta casa posee un pájaro
que anuncia la lluvia.
Nunca se le ve
sólo es nombre y canto.

Nido vacío
Para Albania
La ternura de ventilar cada semana
un cuarto disponible para siempre
se compara a vestir y desvestir
estas muñecas sin madre.

2 comentarios

  1. Todo un camino hermoso de Esmeralda que nos da unas ideas de los diferentes matices que ha tenido en la vida, bravo por ti Esmeralda después de leer tu trayectoria artística no me queda más remedio que quitarme el sombrero ante tu presencia, un saludo y un gran abrazo desde la distancia Margarita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *