Hoy es Viernes Santo, el único día del año en que no se celebran misas en las iglesias, porque se recuerda la pasión y muerte de nuestro señor Jesucristo, rumbo al calvario. Este día forma parte del Triduo Pascual, centro del año litúrgico.

Por designios de su padre, Jesús murió en la cruz para salvar a la humanidad de sus pecados y darle la vida eterna.

La iglesia católica recomienda en este día la abstinencia de comer carne, como penitencia, lo cual deben cumplir los cristianos en general.

En los templos se organiza la Liturgia de la Pasión del Señor. Las imágenes son cubiertas con telas color morado, sobre todo los crucifijos. Es señal de duelo por la muerte de Jesucristo.

Mucha gente en sus hogares acostumbra a rezar el rosario, siguiendo el vía crucis. La procesión del Santo Sepulcro es la principal actividad religiosa que se realiza ese día en la mayoría de las poblaciones cristianas.

LA VISITA A LOS 7 TEMPLOS

Este día los católicos se dedican a cumplir con la tradición de la visita a los 7 templos, que en Venezuela tiene su origen en la época de la colonia.

Esta hermosa costumbre tiene como finalidad agradecer a Jesucristo por el don de la eucaristía y del sacerdocio que instituyó aquella noche santa. Igualmente acompañar al Señor en la soledad y sufrimientos en el Huerto de Getsemaní.

Simboliza además el acompañamiento de los fieles a Jesús, en cada uno de sus recorridos, desde la noche en que fue apresado, hasta su crucifixión.

Desde el jueves anterior, miembros de las agrupaciones pastorales de las iglesias, dedican todo su empeño en elaborar los mejores monumentos que serám admirados por los visitantes durante el recorrido.

En estos tiempos de digitalización, sobran las fotografías y videos en los monumentos. Es como una especie de competición sana para lograr el diseño que recibirá los mayores elogios de los visitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *