El Real Madrid culminó su semana fantástica llevándose el Clásico, y quedándose a un paso de ganar la Liga. Su victoria por 3-2 ante el Barcelona lo deja con once puntos de ventaja respecto a los azulgrana, cuando hay por jugar un total de dieciocho de aquí al final de la Liga.

Fue el equipo de Xavi el que se adelantó en el marcador, con un gol de Christensen. Pero el Madrid empató, gracias a un penalti convertido por Vinicius.

En la segunda parte volvió a colocarse por delante el Barça, con un gol de Fermín. La respuesta blanca fue inmediata: Lucas Vázquez cazó un balón mandado desde la izquierda por Vinicius.

Y cuando parecía que el empate iba a ser el resultado final, una conducción de Brahim habilitó a Lucas Vázquez. Su centro fue aprovechado por Bellingham. Era el minuto 91. Un gol que sentencia la Liga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *