Estudiantes de la cátedra de Arte y Diseño Contemporáneo, de la Universidad de Margarita, Unimar, participan en la exposición “Reticulárea Colectiva: cartografías comunes”, proyecto en homenaje a Gertrud Goldschmidt, conocida como Gego, conceptualizado por el artista Miguel Braceli, que se exhibe en la Sala Mendoza, de la Universidad Metropolitana desde el pasado 11 de abril y hasta el 01 de junio.
“Reticulárea Colectiva” es un proyecto formativo bajo la curaduría de la Fundación Gego y Stefanie Reisinger, creado para reactivar el legado de la artista alemano-venezolana Gego y su significación histórica.
En el proyecto, también intervinieron, el Goethe Institut Venezuela y la Fundación Sala Mendoza, en colaboración con una red de artistas y docentes venezolanos, así como estudiantes de las escuelas de Arquitectura de la Universidad Central de Venezuela, Universidad de los Andes y la escuela de Artes, mención Diseño Gráfico de Unimar.
La profesora Amanda Soriano, docente de la cátedra y directora del Museo de Arte Contemporáneo Francisco Narváez, señaló que la convocatoria a participar llegó precisamente por intermediación del museo y la asociación civil Enlace Cultural, y por supuesto se dispuso todo para estar presente ya que este proyecto propone construir un espacio de encuentro y aprendizaje en torno a la colaboración, la creación de redes y los vínculos afectivos relacionados con el arte y el territorio, abordando temas de diásporas y migración.
Por su parte, el arquitecto Gustavo Izarra, representante de Enlace Cultural y también docente de Unimar, indicó que el trabajo realizado con los alumnos consistió en crear piezas-módulos con distintos materiales en un homenaje a la obra de Gego. “Estas piezas fueron embaladas y enviadas a Caracas, para reunirse con otros módulos creados por los artistas participantes desde otros países latinoamericanos, Estados Unidos y en Venezuela desde Mérida y Caracas, y fue así como la suma de estas piezas dio forma a la Reticulárea Colectiva”
En cuanto a la experiencia, Soriano relató que la actividad fue especialmente significativa para los estudiantes, quienes tuvieron la oportunidad de adentrarse en el territorio de la creatividad y explorar los procesos técnicos del diseño de piezas, y anunció que, una vez finalizada la exposición en Caracas, la Reticulárea se instalará en el Museo Francisco Narváez.
Además del proceso de creación también destaca una clase magistral sobre la obra de Gego, ofrecida por la curadora Thaia Rivero, como primera acción para conformar los grupos de trabajo y coordinadores, ya que la idea no fue que los estudiantes copiaran la obra de Gego, sino interpretar su proceso en una concepción de lo que es la reticulárea y el espacio virtual.
Como resultado de este proceso, los estudiantes uniamaristas, con el acompañamiento y asesoría de los profesores Gustavo Izarra, Mayra Rivero, Omfer Fernández, Wilfredo Velásquez y Amanda Soriano crearon siete piezas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *