ENEIDA VALERIO RODRIGUEZ
@eneidavalerio

Quedan varias semanas para que concluya esta avezada, inédita y sorprendente campaña electoral, cuya terminación no es el venidero 28 de julio. Será por el contrario, el inicio de una nueva etapa revestida, porque se supo rescatar, los valores ciudadanos y personales que garantizarán lecciones defensora de nuestros cimientos históricos y trascendentes, definidores ambos de lo que entendemos y practicamos por largos años; la libertad.
Años desgarradores y de confrontaciones continuas que acabaron con la libertad desde sus cimientos personales hasta la de prensa, claramente demostrados en la feroz persecución a periodistas y medios que han culminado silenciados y con gruesas migraciones de los primeros. Esta campaña sostenida, exige como eje fundamental la reinstitucionalización del país que ha dejado un cierre de más de 200 MCS a nivel nacional. Una grave situación de oscurantismo.
Bajo estas características, se potenciaron -inducidos por el gobierno- elementos insidiosos; la desinformación y los desiertos informativos en buena parte del territorio nacional. Fue una ventaja para el régimen avanzar en sus intereses ante el país, que recibía informaciones sesgadas derivadas de sus MCS que no lograron por demás, superar 5% de sintonía. Sin embargo, la concepción de libertad del venezolano mencionada anteriormente y que aparece ahora, en esta campaña con nueva ropa de lucha, ingresó rápidamente y facilitó el desarrollo de la noticia local rompiéndose en parte, el silencio informativo.
Pero, por sus fueros los objetivos de silenciar a la fuerza opositora ,con graves descalificaciones a los principales líderes y con discursos tristes y vacíos en cuantas técnicas de comunicación, crecieron y se volvieron contra régimen. Esta instigación al desprecio fue también el discurso de los llamados opositores, instrumentos de las ambiciones del régimen. Algunos, connotados personajes,llamados candidatos duraron días, inventándose discursos peyorativos contra la candidatura de María Corina Machado.Fueron implacables y todavía se gozan de estas revanchas.
En tales casos,es lamentable ver a Ratti, desaparecido de la escena política. Desistió de ir al TSJ a tantas demandas que incluía; solicitar las llaves de la sede de Vente Venezuela. Un feroz opinador.El régimen aventó a casi todos los13 candidatos opositores, que logró reunir con claros propósitos de imponer desde sus requerimientos, al competidor en el proceso comicial de julio.
Ninguno realizó giras ni siquiera en las esquinas más pintorescas de la capital venezolana.
Ecarri, insiste con menos del 3% de aceptación y su discurso vestido con celeste camisa, seguía siendo de candidez absoluta, pero no para el ciudadano que ha crecido de manera sostenida en su capacidad para analizar cuanto vivimos por estos días. El aspirante de Fuerza Vecinal, desintegró parte sustantiva de este movimiento, mediante renuncias importantes.
El Conde Rausseo,es un caso lamentable. Su capital empresarial capaz de hacer reír al público venezolano con humor excesivamente vulgar pero lleno de entretenimiento, parece tejer las risotadas como nunca antes tuvo en contra. Los cuestionamientos son duros, porque también es la decepción de sus seguidores, ante sus desalentadoras actuaciones.
Un año muy difícil para el país nacional, en medio de un renacer impensable hace este mismo tiempo atrás. Una fuerza creciente agita soplos de cambios y sobre todo, de lucha sostenida para lograr la libertad, tal leemos reiteradamente. Tener libertad es tener garantía de ciudadanía.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *