Mirimarit Paradas

Vertiente, les trae esta semana toda la fuerza narrativa de Gonzalo Higuera Cortés, importante escritor, que tuve la oportunidad de preparar… aún sin conocerlo, la presentación de su Novela “El último Tallàn, evento coordinado por la entonces Directora del Museo de Arte Contemporáneo “Francisco Narváez”, la reconocida Poeta y Escultora Reina Rada. Presentación y bautizo que se convirtió en todo un acontecimiento literario, no solo porque venía de Piura (Perú), la tierra que nos remonta y nos lleva a la presencia de nuestra siempre querida Manuela Sáenz “La Libertadora del Libertador, sino que también nos conduce de la mano por la memoria del gran pensador y Maestro “Simón Rodríguez”, el de las célebres palabras- Inventamos o Erramos- a quien muchos en su época llamaban el loco, por romper con los esquemas tradicionales, al abordar los complejos caminos de la enseñanza en las nuevas generaciones y quien se encontró precisamente con Manuela, en esa región peruana, muchos años después de la muerte de nuestro Padre Libertador Simón Bolívar, encontrándose con una Manuela en crisis, atormentada por los recuerdos, el dolor y el sufrimiento del destierro.

Gonzalo Higueras Cortés.
Nació en Piura, Perú, en 1952. Es escritor y compositor musical. Publicó su primera novela “Cuernos de Luna” en el 2007. Más adelante, en el año 2010 publica su segundo libro titulado “El último tallán”, novela que cuenta ya con cinco ediciones. Entre sus galardones, destaca el Premio Internacional de Literatura CIANE en la Isla Margarita, Venezuela.

Su tercera novela, “Calima”, libro influenciado por la “Comedia” de Dante Alighieri, también fue presentada en Venezuela en el 2017.
Posteriormente, en el 2021 escribe su cuarta novela, titulada “El primer vicús”, sobre los pobladores de la Región Norte de Piura-Perú de la época Horizonte tardío.

En el 2023 presentó su quinta novela, “Elke” (2023), libro de reminiscencias basado en acontecimientos cruentos como el de la II Guerra Mundial, consolidándose poco a poco como uno de los narradores más representativos de la literatura peruana contemporánea.

Como compositor musical es socio de APDAYC y tiene en su haber alrededor de 100 canciones registradas, entre baladas, boleros, valses criollos, marineras…; entre las más resaltantes está, “Un canto al cielo”, canción hecha como homenaje a las víctimas de Covid-19 (fue interpretada por 20 artistas reconocidos internacionalmente).

El Último Tallán: “Es una reflexión sobre la vida de nuestros antepasados piuranos y peruanos, como la llegada de Francisco Pizarro al Tahuantinsuyo por tierra tallán, su historia y su difícil presente; también, los personajes que han hecho historia y han pasado por esta tierra (ahora Piura), como Simón Rodríguez, Manuelita Sáenz, Herman Melville, Giuseppe Garibaldi, Pablo Neruda (que escribió sobre Manuela Sáenz “La insepulta de Paita”) y otros. Y trato de rescatar las costumbres de nuestros ancestros tallanes, costumbres y sentimientos que se van perdiendo en el tiempo, y en mi novela histórica hago referencia a un viejo pescador que no quiso perder sus costumbres hasta el día de su muerte”.

La anécdota literaria más grande que he vivido, nos continúa diciendo Gonzalo “ha sido conocer La Isla Margarita, allí pude recalar en mi mente y corazón imaginando a los nativos Tacariguas, tan similares a los Tallanes y la hermandad que me unió a Venezuela, país que me brindó aquella emoción y un precioso galardón CIANE 2017, para seguir escribiendo por siempre, Venezuela es un país que amo tanto, por tanto”.
En “El último tallán”, se renuevan así no sólo los temas sino los escenarios de la literatura peruana contemporánea con una extraordinaria originalidad y con un brillo notable. Gonzalo Higueras inaugura una forma de hilar los acontecimientos, de manera que una sutil línea va cubriendo a los personajes que, como vamos descubriendo, tendrán siempre una respuesta emparentada a este ser anterior. Se trata de una obra donde la ternura ocupa un lugar fundamental, donde los personajes, más allá del bien o del mal, encuentran la integración con ese paisaje creado por la naturaleza, que de alguna forma imprime un sello a todos sus actos.

Su tercera novela, “Calima” (2017), libro influenciado por la “Comedia” de Dante Alighieri. Ahora entrega “Elke” (2023), libro de reminiscencias basado en acontecimientos cruentos como el de la II Guerra Mundial, consolidándose poco a poco como uno de los narradores más representativos de la literatura peruana contemporánea.

«Calima» es un título eufónico y pertinente porque no solo alude a la característica brumosa , climática, natural del escenario novelesco, sino porque se refiere también, certeramente, a las misteriosas y neblinosas simas de la condición humana, sus ambivalencias, sus ambigüedades, su amoralidad, su desgano, su indiferencia, su lasitud. Las melancólicas páginas sobre músicos, poetas e intelectuales apareciendo en diferentes momentos y lugares de Lima de antaño así como las desgarradoras escenas de crueldad, ignorancia y malevolencia que transcurren en El Callao, ilustran la transformación histórica de una pequeña población con médula aristocrática y educada hasta la urbe violenta e inmisericorde de nuestros días, obligando a reflexionar acerca de las causas y responsabilidades que han hecho posible tan funestas condiciones sociales. Sin embargo, esta novela es la comprobación.

“El Primer Vicús”, novela de Gonzalo Higueras llega en un momento muy importante para el Perú. Cuando los pueblos están buscando mirarse al espejo. Y, el espejo de los pueblos son sus propias manifestaciones culturales, donde toda su idiosincrasia y cosmovisión entran en juego para sentirse parte de la naturaleza. Luego de esta lectura estamos seguros de que regresaremos a Piura, a seguir caminando por sus pueblos, sus costumbres y sus habitantes.

Las primeras novelas que leí fueron aquellas clásicas de Julio Verne como “Veinte mil leguas de viaje submarino”, también “Orgullo y prejuicio” de Jane Austin, “La isla del tesoro” de Stevenson, y otros clásicos. Me fascinó “El principito” de Saint-Exupéry. Con los años pasé del “romanticismo” al “realismo mágico” y fueron varias novelas que me llenaron el alma como “Pedro Páramo” de Juan Rulfo (mi escritor preferido), “Cien años de soledad” de García Márquez y hubo otro libro que caló mi espíritu: “La caverna” de José Saramago.

“Tengo una motivación en la literatura, porque creo que, “lo que no se escribe, no existe”, ese pensamiento para mí es mi gran motivación, y además, mi dedicación a la “historia novelada” o “novela histórica”, y dejar en ello, aquella “huella” en personajes, etnias, pueblos, etc… y siento que, no debe perderse su espíritu”.

“Normalmente trabajo por la noche, allí me enfrento entre el cielo de mi inspiración y el infierno de mis fantasmas, tratando de entender todas las complejidades filosóficas de la vida, acompañado de un extenso silencio, cada noche, tratando de que no llegue el día, solo la noche; y ahora, como diría Juan Rulfo, “…la noche, hasta el día de la muerte, que para ellos es una esperanza”.

3 comentarios

  1. Muchísimas gracias por el sensible artículo sobre mi desarrollo intelectual. Mi amada Isla Margarita fue el ánimo espiritual que ganó mi alma y con ello pude continuar con la pluma en ristre. Gracias a CIANE y Jesús Morales por el galardón que otorgaron, gracias amigos del alma de la Isla Margarita

  2. Gonzalo Higueras Cortez, amigo y compañero,excelente representante peruano de las artes liberales como compositor, escritor, músico qué transluce en sus obras una personalidad basada en la humildad, sencillez, conocimientos, fraternidad que son características de hombre libre de buenas costumbres. Es un gran honor para los peruanos y todos los que sabemos apreciar el buen arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *