Felipe VI viajará este domingo a Panamá acompañado del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente del país centroamericano, José Raúl Mulino, prevista el lunes.

El rey de España mantendrá un encuentro con el presidente saliente, Laurentino Cortizo, y con el nuevo mandatario Mulino, antes de la ceremonia del traspaso de poder.

También prevé entablar algunos encuentros bilaterales junto a Albares y tendrá un recepción con una representación de la colonia española residente en Panamá, según informa el Ministerio de Exteriores español en un comunicado.

Entre los presidentes de países latinoamericanos que van a acudir a la toma de posesión están los de Ecuador, Paraguay, Costa Rica, República Dominicana y Honduras.

La presencia de Felipe VI junto con Albares pretende reforzar «los extraordinarios lazos que unen a los pueblos español y panameño» y transmitir a Mulino la disposición del Gobierno español a seguir estrechando las relaciones bilaterales, añade la nota.

El conservador Mulino, de 65 años, ocupará la Presidencia los próximos cinco años tras la victoria electoral del pasado 5 de mayo como líder de la alianza Salvar Panamá, conformada por los partidos Realizando Metas y Alianza.

El exministro pasó a ser cabeza de cartel electoral al quedar inhabilitado quien fue presidente del país centroamericano entre 2009 y 2014, Ricardo Martinelli, condenado a diez años de prisión por blanqueo de capitales.

Martinelli se encuentra asilado en la embajada de Nicaragua en Panamá desde el pasado mes de febrero para evitar su detención.

Felipe VI ya asistió a la toma de posesión de Cortizo hace cinco años, cuando ya era rey, y también lo hizo como príncipe heredero en las de Martinelli (2009), Martín Torrijos (2004) y Mireya Moscoso (1999).

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *