Venezuela entra oficialmente este jueves a la campaña para las elecciones presidenciales del 28 de julio, en la que competirán 10 candidatos, de los cuales 9 representan la opción del cambio y otro la continuidad del chavismo, en el poder desde 1999 por Nicolás Maduro.

Los 21 días de campaña comenzarán con grandes manifestaciones partidistas en casi todas las regiones del país, especialmente en Caracas, donde Maduro ofrecerá un discurso en el punto final de dos marchas que, atravesarán la ciudad de este a oeste, con la participación de 20.000 motoristas, según el gobierno.

También, la oposición mayoritaria hará su primera gran actividad proselitista con una caravana que irá hacia el este, comandados por su líder, la exdiputada María Corina Machado, y el exembajador Edmundo González Urrutia, candidato de la Plataforma Unitaria Democrática (PUD).

Campaña para medir fuerzas
Para el chavismo y la PUD, la campaña será una continuación de la pugna librada en las últimas semanas, cuando ambas fuerzas políticas, las principales del país, protagonizaron numerosas actividades, algunas de ellas multitudinarias, siempre fuera de Caracas.

González Urrutia, el favorito de las encuestadoras tradicionales, intentará consolidar su ventaja con una decena de mitines acompañado por Machado, quien fue elegida en primarias como la candidata de la PUD pero no pudo inscribir su nombre en la carrera presidencial debido a una inhabilitación de la Contraloría ampliamente cuestionada.

Maduro adelantó que intensificará su itinerario de viajes, que incluyó, en los últimos días, varios vuelos diarios a diferentes regiones, en las que prometió soluciones exprés a problemas que las comunidades, como la falta de agua potable o los fallos eléctricos.

El presidente aseguró que durante la campaña no realizará su programa semanal de televisión. Falta ver si el canal estatal Venezolana de Televisión equilibrará sus transmisiones, hasta ahora monopolizadas a favor del mandatario, con excepcionales espacios a algunos candidatos, entre los que nunca estuvo González Urrutia.

Ocho candidatos más
Ninguno con posibilidades reales de hacerse con la victoria, aunque con micrófonos abiertos para el debate o llamar la atención sobre temas de interés nacional.

Los diputados José Brito y Luis Eduardo Martínez , ambos disidentes de la PUD, señalados de colaboradores del gobierno, se mantienen en la carrera, apoyados por partidos intervenidos por el Tribunal Supremo de Justicia y cuyos dirigentes tradicionales respaldan a González Urrutia.

El también legislador Javier Bertucci correrá por segunda vez por la Presidencia, tras quedar tercero en 2018, con un millón de apoyos, y mantiene su propuesta de valores cristianos, que ha defendido tanto en el Parlamento como en la iglesia en la que evangeliza como pastor.

A ellos se suman el exalcalde Claudio Fermín, sin ningún acto de masas hasta ahora; el comediante Benjamín Rausseo, el tercero en las encuestas; el exconcejal Antonio Ecarri, que pide a diario debatir con Maduro; el exalcalde Daniel Ceballos, que ofrece un gobierno digital y el exdiputado Enrique Márquez, el más cercano a la PUD.

Con información de elnacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *