Brasil volverá a jugar unos Juegos Olímpicos después de ocho años de ausencia al lograr este domingo, en la final del Preolímpico de Riga, el billete a París 2024 tras someter de principio a fin a la anfitriona Letonia (69-94).

Después de su ausencia de Tokio 2020, el equipo sudamericano confirmó a lo grande su presencia en la cita olímpica parisina, donde estará encuadrada en el Grupo B y debutará el sábado 27 de julio frente a la anfitriona, Francia.

Al contrario que en sus compromisos anteriores, en los que sus malos comienzos les obligaron a remontar en las segundas partes, en esta ocasión los jugadores de Aleksandar Petrovic salieron a por todas al Arena de Riga, donde completaron un primer cuarto perfecto, con ocho triples sin fallo y un 11-34 que abría de par en par las puertas de París.

Una canasta inicial de Bruno Caboclo y sendos triples de Leo Meindl y Lucas Dias subieron el 0-8 al marcador. Letonia amagó con reaccionar de la mano de Rolands Smits, autor de siete de los nueve primeros puntos de los anfitriones, aunque Caboclo seguía haciendo mucho daño bajo aros y un triple de Georginho de Paula obligó a Luca Banchi a parar el partido al verse nueve abajo a 2.43 del final.

De nada sirvió el tiempo muerto porque los sudamericanos siguieron a lo suyo y, gracias a dos nuevos aciertos exteriores de Meindl, otro de Yago Santos y un cuarto anotado desde su campo sobre la bocina por Caboclo, encadenaron un nuevo parcial de 0-14 que les permitió llegar a la primera pausa con 23 puntos de renta y el duelo encarrilado (11-34, min 10).

Letonia, con una sola canasta de tres puntos en el primer acto, estaba obligada a reaccionar. Recortó ventajas con un 9-2 de salida ante un rival que frenó el ritmo anotador de los primeros diez minutos y veía cómo poco a poco su diferencia iba menguando.

Ante la falta de ideas, Marcelinho salió al rescate con un par de aciertos que mantuvieron a los letones a raya (24-42, min 17).

Un último estirón de los locales, animados por un repleto Arena de Riga y con Smits como principal argumento ofensivo, les permitió llegar al descanso con vida tras recortar siete puntos, aunque aún estaban 16 abajo gracias a la gran primera parte del equipo brasileño, con un espectacular 9/11 (82%) en triples y cuya peor noticia fue la lesión de Yago Santos (33-49, min 20).

Cinco puntos consecutivos de Meindl y cuatro de De Paula prolongaron el dominio carioca en la reanudación. De nuevo volvieron los 21 puntos de renta al marcador con catorce minutos por disputar (37-58).

Caboclo siguió aportando en todos los aspectos de juego. Los minutos pasaban y los letones seguían sin claridad de ideas, víctimas de la presión por jugar en casa y sufriendo ante un equipo brasileño que ejecutaba a la perfección su plan de partido, ayudado por la tranquilidad que le otorgaba su amplia ventaja en el marcador.

A los últimos diez minutos se llegó con la máxima ventaja y el partido resuelto a favor de los sudamericanos (46-72, min 30).

Los letones tiraron de orgullo para maquillar el resultado, pero no lograron bajar de los veinte puntos y acabaron cayendo por 69-94. París ya espera al combinado brasileño.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *